La roja perjudicó al Rojo

El Rojo perdió el primer partido del Grupo A de la Fase Campeonato de la Copa Diego Armando Maradona en el Tomás Adolfo Ducó.

En el arranque del partido, Huracán salió más agresivo buscando abrir el marcador rápidamente, pero Independiente fue el que pegó primero, ya que a los seis minutos luego de una jugada por izquierda en la que Thomas Ortega se la entregó a Andrés Roa, quién intentó un centro atrás, pero la pelota le terminó rebotando a Ezequiel Navarro para meterse en el arco del local.

A los 10 minutos, el Rojo amplió la ventaja con otra jugada por la izquierda en la que Domingo Blanco recuperó bien la pelota cerca del área rival, se sacó de encima al defensor y se la sirvió a Nicolás Messiniti para que el joven formado en las inferiores del club la empujara y de esta manera, meter su primer gol en la primera de Independiente.

Si bien parecía que Independiente podía empezar a controlar el ritmo de juego, a los 17 minutos llegó el hecho que cambio rotundamente el resultado del partido, Ortega vio la segunda amarilla y dejó con uno menos al equipo por más de 70 minutos. Esto llevó a que Alan Soñora terminara jugando de lateral izquierdo por lo que al equipo se le complicó tener la pelota en la mitad de la cancha.

El encuentro luego de la expulsión se inclinó levemente para el local que cada vez era más claro en el último cuarto de cancha, pero esto no quiere decir que el Diablo no daba pelea, ya que los dirigidos por Lucas Pusineri generaron chances mediante contraataques rápidos dirigidos por Blanco, Roa y Menéndez y casi estiran la ventaja a tres goles. Sin embargo, en el último minuto de los tres de alargue, Patricio Toranzo puso un muy buen pase para para Franco Cristaldo que desde la derecha tiró el centro para Andrés Chávez y en el intento de anticipar, Ayrton Costa metió la pelota en el arco de Sebastián Sosa para el descuento del Globo.

El complemento arrancó mal para el Rey de Copas, ya que antes del pitazo inicial, Nicolás Lamolina expulsó a Pusineri, sumado a esto, el local venía en auge por el final de la primera parte y metió atrás al visitante en los primeros minutos del segundo tiempo. La única respuesta que parecía mostrar Independiente seguía siendo alguna que otra contra aislada con inferioridad numérica.

El equipo de Avellaneda nunca logró hacer pie en los segundos 45 y los de Parque Patricios seguían buscando el empate, hasta que en el minuto 22, Toranzo mete otro muy buen pase hacia la derecha, pero esta vez para Santiago Hezze, el juvenil la paró bien, enganchó mejor y definió cruzado al segundo palo para poner el partido 2 a 2.

Con el ímpetu y la confianza del empate, Huracán volvió a doblegar a su rival rápidamente y a los 29 Hezze le mete una buena pelota a Chávez y el nueve con su experiencia la aguantó y metió el tercero para dar vuelta el partido. Luego de esto el partido se enfrió un poco, con el local intentando aguantar el resultado, hasta que en los últimos cinco minutos de alargue, el Diablo con más garra que juego intentó desesperadamente conseguir el empate sin ser muy claro. A los 48, Gonzalo Asís, que jugó un buen partido, volvió a pisar el área y en el intento de centrar, el arquero Facundo Cambeses lo derribó cometiéndole penal, pero Lamolina no cobró y el encuentro terminó 3 a 2 cortando el invicto de 13 partidos que tenía Pusineri.

Un partido muy cambiante en el Ducó que empezó muy bien y terminó muy mal. La expulsión acompañada de la inexperiencia de Ortega claramente perjudicó el desempeño del equipo, de todos modos, el cuerpo técnico volvió a fallar en los cambios, los hizo muy tarde y no movió un equipo desgastado al que le llegaban mucho. Si bien Lamolina no cobró un claro penal para Independiente en el final, no fue bueno el segundo tiempo del Rojo. A levantar cabeza que llega el jueves.

Foto: Prensa CAI

Fausto M. Joy

Avatar

Redactor.

Notas relacionadas

Deja tu comentario