Otra vez la misma mierda |Nota de opinión

????????????????????????????????????
Tristeza, fastidio, bronca, decepción. Paso una nueva fecha para Independiente. Saliendo de la cancha me cruzo con un conocido y ante la protocolar pregunta ‘¿cómo estas?’, surge casi de manera inmediata una respuesta que se ajusta perfectamente a la realidad que hoy nos hacen vivir ‘la misma mierda de siempre’ y a esto se le suma las ganas de llorar.

A esto arrastraron a nuestro querido Rojo, aquel que en otros tiempos daba catedra cada fin de semana, ahora se transformó en ‘la misma mierda de siempre’. Porque es así, el hincha ya se acerca a la cancha como quien visita a un paciente en coma esperando que reaccione, y cada visita genera un nuevo dolor.

El Rey De Copas recibió a Almirante Brown, sin desmerecer al equipo de Casanova, era Brown, no el Borussia Dortmund. Un equipo que pelea por mantenerse en la B Nacional, y aún así, se produjo un nuevo fracaso. Se empato contra una Fragata que no sabia, ni quería tener la pelota en su poder.

Se empato de local, se empato con delanteros que cobran una millonada y no puede empujar el balón, se empato y se sigue hiriendo un corazón que late débil, se empato pero cada uno de estos empates se sienten como derrotas.

Una vez más, se cagaron en todo, los jugadores (o su mayoría al menos), los dirigentes, la oposición, todos. ¡¡¡Se pelea por un tercer puesto en la B!!!, una vergüenza indescriptible y no me vengan con que los tiempos cambiaron. Esto es Independiente, hablan de una octava Copa Libertadores de América y justifican una campaña paupérrima en una categoría ajena a nuestro club.

Deudas y más deudas, paros de empleados, de maestros, un partido que no se sabía 3 horas antes si se iba a jugar. La realidad del Rojo supera a cualquier ficción, la suma de todos los miedos se hace real y dan ganas de llorar.

No se puede perdonar, no se puede entender cómo le hicieron y hacen tanto daño a este gigante. El DT en conferencia de prensa da las palabras justas, con honestidad brutal, expone «Es hora de que nos pongamos los pantalones largos, esto es un quilombo». Y el diagnostico no es errado, surgen problemas y excusas, nunca soluciones, simples parches se pueden considerar a algunas cosas.

La unidad quedo demostrada que no se dará, el respeto por la camiseta e historia del club suena como algo desconocido para los protagonistas y allí quedó Independiente.

Sufris vos, sufro yo, sufrimos todos los que amamos a este club porque vemos como cada semana se repite ‘la misma mierda’ y si amigo, hermano de esta gran familia, nos queda poco tiempo y errar ya no es una opción. Solo rezar, exigir y priorizar solamente a nuestro Orgullo Nacional serán el camino para ascender, no quebrar como nuestros hijos y volver a ser lo que un dia fuimos.

Perdoname hermano, esta vez no puedo razonar con claridad, esta vez me duele demasiado, esta vez ya la cólera se desparrama en mis palabras…otra vez la misma mierda y ya no se puede soportar, dan ganas de llorar.

Perdón Independiente.

Juan Manuel Di Iorio

Juan Manuel Di Iorio

Periodista Deportivo - Ex redactor en @DiarioOle y en Vavel argentina. De paladar negro, porque exigir volver a ser lo que fuimos es saber lo que quiero que seamos

Notas relacionadas

Deja tu comentario