Independiente de pierna fuerte y templada

Hoy para el club de Avellaneda es un día especial, ya que se formaba como nuevo equipo, Independiente, el Rojo en la época de 1905 tuvo un grupo de jóvenes ingleses trabajadores que no querían depender de nadie, entonces uno de ellos tomó la posta para decidir el nombre que esta institución conlleva hoy en día. Aunque el anterior a lo que hoy conocemos, como nombre oficial, era Club Maipú Banfield.

Todo comenzó en 1904, en la Avenida de Mayo, de la Capital Federal Argentina, los empleados de “A la ciudad de Londres”, una de las tiendas de mayor categoría en la época, habían formado un club llamado Maipú Banfield, que intervenía en torneos con otras firmas comerciales o en simples desafíos. Los empleados de menor edad del incipiente club Maipú pagaban su cuota social de 50 centavos mensuales, como el resto de sus compañeros, pero a diferencia de ellos no podían jugar, solo presenciar los partidos.

Esta situación provocó que los chicos se reunieran en un bar cerca de dicha tienda, con el fin de tomar una decisión que los reivindicara. El líder de los disconformes era Rosendo Degiorgi, un joven que trabajaba de zapatero en la tienda. Ante su propuesta, todos los allí presentes estuvieron de acuerdo. Dos clubes de fútbol vecinos se ofrecieron a darles lugar a los jugadores; algunos de ellos eran sus vecinos y amigos del Atlanta Athletic Club, que en esos mismos días había sido fundado y estaba buscando jugadores.

Pero los jóvenes independentistas prefirieron mantener sus ideales, y después de retirarse del Maipú Banfield, formaron uno nuevo: el Independiente Football Club. Según las recopilaciones del club, los fundadores de aquel naciente club eligieron dicho nombre para expresar simbólicamente su independencia y separación del Maipú Banfield.

Nombraron presidente provisorio al propio Rosendo Degiorgi, cuya familia ofreció a los jóvenes amigos una habitación en su casa, la primera sede del nuevo club. Allí se decidió más tarde que hubiera una nueva asamblea para oficializar la fundación, convocando a todos los miembros del club, ya que el acta de compromiso del 4 de agosto de 1904 no fue conservada, y no se hallaron registros escritos de su existencia. La fecha de la cita era el 1 de enero de 1905, que resultó incómoda porque la mayoría de los chicos estaban envueltos en los festejos de año nuevo. No se pudo realizar plenamente por falta de cuórum, pero los que sí concurrieron, establecieron ese momento como la de la fundación oficial.

El club ya estaba formado, pero tenían poco y nada para el funcionamiento del club, así que comenzaron a buscar nuevos futbolistas. Los primeros futbolistas y socios del club fueron familiares y amigos de los fundadores que hicieron un esfuerzo por hacerlo crecer. Con lo recaudado por el pago de cuotas mensuales apenas pudieron comprar una pelota de cuero y un sello de actas.

Langone, el presidente del club, anteriormente ya había sido fundador y jugador de otro club de football, el Plate United BFC. Este equipo disputó Championship Cup 1898 y luego fue abandonado. Los bienes de este equipo, que habían quedado sin propietario, pasaron al Independiente, entre ellas los zapatos, shorts y camisetas blancas, donde se cosió el primer escudo de Independiente; un emblema semejante al escudo del club Saint Andrew’s Scots School, que a su vez era una copia exacta de la bandera de Escocia.

Tuvieron su primer campo de deportes en un terreno del barrio de Caballito, en el centro geográfico de la ciudad. Ya con todos los preparativos realizados allí se organizó el primer partido histórico del Independiente FC el 19 de enero de 1905, un amistoso con el Atlanta Athletic Club, justamente el equipo que le propuso al Independiente FC formar un equipo unido. Fue un empate 2-2. El primer triunfo, por 1-0, lo consiguió, justamente, frente a Maipú Banfield, el 26 de enero de 1905, club del que se habían independizado.

En 1906 les fue ofrecido a los socios fundadores un buen campo en la ciudad de Avellaneda. Así pues, el club cruzó el Riachuelo y se instaló en la ciudad al sur de Buenos Aires, donde aún permanece en la actualidad.

Con Estilo Rojo

Avatar

Redactor/a de ConEstiloRojo

Notas relacionadas

Deja tu comentario