«El efectivo en la Argentina no existe más»

Claudio Marangoni, ex futbolista de Independiente, Boca, San Lorenzo, Huracán y Chacarita, fue llamado por Siempre Futbol en TyC Sports donde habló de la actualidad del club de Avellaneda y dio su punto de vista acerca de la negociación de Boca con Independiente por Ivan Marcone. En Con Estilo Rojo te dejamos sus declaraciones:

Acerca del posible trueque de Iván Marcone:

“Me parece que el trueque va a ser una moneda muy usada en el próximo libro de pases, porque si algo está claro es que el efectivo en la Argentina no existe más, entonces me parece que va a haber mucho de eso en jugadores y los clubes, en la medida que puedan sostener algunos contratos, donde harán el esfuerzo por muy pocos y en la mayoría los demás apelaran a divisiones inferiores, a jugadores de otras categorías, me parece que está bien, aparte en esto coincido que Boca necesita un delantero más de punta y que Marcone a pesar de que parecía que se consolidaba en Boca, no es sencillo consolidarse en Boca porque dependes mucho de la situación, técnico actual, gustos del entrenador, y me parece que en Independiente, Marcone, es un excelente jugador, puede conseguir la estabilidad que está buscando”.

¿Es equilibrado cambiar a Cecilio Domínguez Marcone?:

“Esto es así, Boca lo adquiere y hace 10 goles en 10 fechas, siempre lo pagó barato porque un goleador multiplica por sus goles de una manera no razonable su valor. Hace 15 o 20 goles en el fútbol argentino vale 15 o 20 millones de dólares”.

“Un volante central para que valga 20 millones de dólares tiene que ser completo, tiene que tener un equipo al lado, conseguir un título, pelear el título, ser figura todos los partidos”.

“El precio de los futbolistas difiere mucho. Un goleador es algo buscado, no existe prácticamente, por eso se paga mucho”.

Su punto de vista de cómo llegó Independiente a esta situación:

“Es difícil porque yo creo que Independiente estaba creciendo desde el punto de vista de infraestructura, creciendo con Holan, estaba encontrando su identidad y me parece que después siguió comprando tal vez no con la misma meticulosidad con que lo había hecho con Holan y aparte después le cambia la situación económica, como le ha cambiado al mundo, entonces se encuentra que deportivamente no consiguió el resultado que quiso”.

“Lo trajo a Beccacece, que se podría decir con los ojos cerrados que era una sucesión de Holan y no le dio resultado, y se encuentra después con una conducción que dice – como si yo estoy tratando de hacer todo razonablemente bien y me encuentro en esta realidad- bueno entonces la gente que maneja Independiente, si algo tiene es espalda. No sé qué tipo de club está diagramando en su cabeza porque no estoy cerquita”.

“Tiene un referente que es Burruchaga y de esto conoce mucho, no hace falta que hable yo de las condiciones de Burru, porque habla por sí solo de las condiciones. Es una situación muy difícil para Independiente porque necesita títulos, tener una economía sana y evidentemente es de lo que está careciendo, así que vamos a ver cómo la gente apoya este nuevo proceso, si sigue apoyando o le da la espalda”.

“A mí nunca me gusta que la gente le dé la espalda sino que hay que confiar un poco más y ver si en la familia Moyano le van encontrando solución, si la solución no la tienen ellos en el día de hoy no se quien la puede tener”.

Sobre su experiencia como jugador de Independiente que pasó a Boca:

“Desde lo personal siempre consideré que cuando un ciclo se cumple, y en Independiente ya había cumplido un ciclo de todo una camada, es necesario, a pesar de todo el dolor, cerrarlo para que otro ciclo pueda empezar porque si no te quedas viviendo en un ciclo que tuvo su nacimiento, su proceso y su certificado de muerte. Entonces, tener claro eso me dio la posibilidad de tomar el desafío de Boca, el cual jamás me arrepentí, al contrario, estoy orgulloso de haber jugado en estas instituciones”.

“Boca siguió creciendo e Independiente desde hace muchos años tiene altos y bajos, parece que la dirigencia va encontrando el camino y de pronto por falta de conocimiento, suerte o por contexto económico no se lo permite, vuelve otra vez dos pasos para atrás”.

“Un caso es Racing que le ha dado la continuidad y ha crecido muchísimo, entonces depende mucho de la dirigencia que el equipo se pueda sostener en lo alto. Boca ha sido un caso, River otro, San Lorenzo con Lammens y Tinelli ha vuelto a tener una organización, un club, una seriedad. Independiente no tiene por qué estar exento tiene que dar ese punta pie y tiene que ser consecuente con sus actos, con las compras, ventas, el estilo. Ahora si un jugador hoy piensa donde prefiere jugar si en Boca o Independiente, y es un jugador joven que quiere consagrarse, no tengo ninguna duda que Boca es una vidriera increíble en este momento”.

Acerca de los jugadores que quieren irse de la institución:

“Yo creo que el factor económico influye muchísimo, en primer lugar, y después el día a día. Aparentemente son relaciones desgastadas, entonces llaman mucho la atención cuando tantos jugadores se quieren ir del club, pero el club tiene una historia, una riqueza y una importancia en el mundo futbolístico que se sobrepone a cualquier crisis o nombre. Ojalá que encuentre pronto su rumbo, y que en lugar de que muchos jugadores se quieran ir, muchos quieran ir a Independiente”.

“Cuando tuve la posibilidad en Independiente, no lo pensé dos veces, dije – este es mi lugar en el mundo, de acá no me quiero ir – y fue así que disfruté de una institución, que en ese momento era la institución mejor organizada del fútbol argentino, no tenía nada que envidiarle a una institución europea. Desde ahí empezó un retroceso y tiene que volver a eso porque Independiente ya lo vivió, sabe que tiene ese ADN, ojala que la conducción actual lo pueda encontrar”.

Nadine Koursanlian

Avatar

Estudiante de periodismo deportivo en Tea y Deportea.

Notas relacionadas

Deja tu comentario