Independiente también le ganó a la dictadura

Hace 44 años, el país se pintaba de negro. Las Fuerzas Armadas iniciaban la última dictadura. Independiente no fue ajeno a eso.

El golpe militar encabezado por Jorge Rafael Videla, Emilio Eduardo Massera y Roberto Eduardo Viola fue sin dudas la pagina mas oscura de la historia argentina; censura, detenidos ilegales, torturas, desaparecidos, secuestros y venta de bebes, son algunas de las aberraciones que el pueblo tuvo que sufrir.

El Rojo de Avellaneda por supuesto, también lo sufrió. Desde ya que hay miles de historias que no conocemos de los hinchas, socios y deportistas de Rey de Copas, pero algunas sí.

Osvaldo Portas fue becado por Independiente, practicó y compitió natación para el club, también era un militante social. El 15 de agosto del 1977 fue asesinado por el Ejército en la localidad de San Martín. Tenía 27 años. El otro caso, uno de los más conocido es el de Miguel Sánchez, federado diablo, se desempeñó en el atletismo, también era un militante social, de vertiente peronista. Un grupo de tareas lo secuestró el 8 de enero de 1978 y hasta el día de hoy está desaparecido. Tenía 25 años.

Pero, así como el pueblo se enfrentó al gobierno de facto. Independiente también lo hizo consciente e inconscientemente; primero retrocedamos al año 1971, por ese entonces, la dictadura de Alejandro Agustín Lanusse (antecesora a la del 76) “obligó” a nuestro querido José Pastoriza irse a Francia tras una huelga de futbolistas que el Pato dirigió y consiguió el Convenio Colectivo de Trabajo; estuvo “proscripto” por varios años, pero el Pato volvió y fue campeón con el Rojo.

Pero el hecho más transcendental fue el que ocurrió en Córdoba en 1978, cuando se consumó la hazaña más impresionante del fútbol argentino: con 8 jugadores, con el árbitro “comprado” por el rival, Independiente salió campeón del Nacional 1977 de la mano de Ricardo Enrique Bochini (y Pastoriza). Pero no sólo fue la victoria roja, también fue la derrota de la dictadura. Cuenta Claudio Gómez en su libro “El Partido Rojo” que Luciano Benjamín Menéndez (gobernador de facto de Córdoba) iba a usar el éxito de Talleres para su carrera política. Pero, Bochini se hizo héroe poético de Sánchez y Portas y de zurda (si de zurda) tiró abajo el plan del genocida. Eso le costó al Bocha no ir al Mundial de 1978; pero en 1986 gritó campeón en México.

Y lo último que traemos, es la jornada que se realizó previo al partido de local vs. Vélez en el 2019, donde se recordó el 24 de marzo Día Nacional de la Memoria por la verdad y la justicia y se hizo socio honorario a Francisco Madariaga Quíntela, nieto recuperado 101, fanático del Rojo.

Si bien el propósito de la nota es hacer analogía entre un partido entre el Rojo y la sangrienta dictadura, también y mucho mas importante es homenajear a Miguel Sánchez y Osvaldo Portas, recordándolos. Porque recordar para no volver al pasado es decir Nunca Más.

Tags

Notas relacionadas

Deja tu comentario