Expulsión y sin vuelta

En un partido lleno de intensidad y de chances claras de gol, Independiente derrotó por 1-0 a Fortaleza y tomó un poco de aire luego de la derrota contra Racing. Sin embargo, el rojo no pudo terminar con sus once futbolistas en cancha.

El equipo de Pusineri fabricó varias jugadas de peligro pero sufrió en defensa durante todo el encuentro. Luego de un recibimiento vibrante , el lateral Juan Sanchez Miño se metió en una pelea innecesaria estando amonestado y se fue expulsado.

A los 40′ del primer tiempo Sánchez Miño había sido amonestado por un empujón al lateral del León. Tres minutos más tarde, luego de unos forcejeos a la espera de un corner, le agarró la cara al rival -Quintero- y recibió un tremendo cachetazo que lo tiró al piso. El partido no ameritaba a tamaña reacción de ninguna parte. El árbitro Wilmar Roldán hizo lo que debía: amarilla y roja para el argentino; roja directa para el colombiano. Los dos afuera.

Los humores cambiaron rotundamente en la tribuna y el Libertadores de América se tornó en una auténtica caldera, el futbolista se fue acompañado de silbidos e insultos en demostración de mal estar. El futbolista no podrá asistir a la vuelta que se jugará en Ceara, Brasil.

Tags

Jaqueline Randazzo

Avatar

Redactora.

Notas relacionadas

Deja tu comentario