Arrancó con un triunfo

El conjunto de Lucas Pusineri volvió a retomar la confianza, arrancó bien la Sudamericana y venció a Fortaleza por 1-0 en un partido complicado que pudo haber sido para cualquier equipo.

El partido comenzó distinto para Independiente, ya que por primera vez en 2020 el equipo salió del esquema 4-4-2 para arrancar con 4-2-3-1 con un par de cambios respecto al último encuentro. En el arranque parecía que Fortaleza empezaba dominando a su rival, ya que era más claro con la pelota, esto lo demostró a los seis minutos cuando Osvaldo se perdió un mano a mano al tirarla por arriba del travesaño luego de picársela a Martín Campaña. Con el correr de los minutos, el equipo local se fue sintiendo más cómodo, sobretodo por el lado izquierdo, lugar en el que Alan Soñora formó una especie de tándem junto a Juan Sánchez Miño.

A los 20 minutos, luego de una mala salida de Alexander Barboza, el equipo visitante desaprovechó la más clara del partido después de una muy buena atajada del arquero del Rojo. Promediando la media hora de juego, ningún equipo se estableció como un claro dominante de la pelota, ya que ambos conjuntos se manejaron muy bien una vez que obtuvieron la posesión de la misma.

El primer tiempo fue muy monótono y parecía cerrarse sin problemas, pero en un tiro de esquina para el equipo dirigido por Rogerio Ceni, Sánchez Miño vio la segunda amarilla luego de provocar a Juan Quintero, capitán del equipo visitante, quién reaccionó golpeando en la cara al jugador de Independiente, acción que generó que se fuera antes de tiempo al vestuario. De esta manera, finalizó la primera parte del partido.

El equipo dirigido por Lucas Pusineri salió mejor parado que su rival en el inicio del complemento pisando con regularidad el área rival, pero sin incomodar al arquero, de todos modos, a los 51 minutos, el capitán Silvio Romero le puso un gran pase a Fabricio Bustos, quien entregó un centro atrás a Leandro Fernández para que el delantero rematara de zurda y anotara el que sería el único gol del encuentro.

En los minutos posteriores, el equipo visitante intentó en varias ocasiones igualar el encuentro con situaciones de gol muy claras que no entraron, de milagro, en el arco del equipo de Avellaneda.

Sobre la mitad del segundo tiempo, entraron los juveniles Alan Velasco y más tarde, Braian Martínez para que el equipo volviese a tener claridad en los ataques y, sobretodo, la posesión de la pelota. Esto funcionó, ya que el Rey de Copas tuvo más de una ocasión para estirar la ventaja, incluyendo un cabezazo clarísimo que pudo haber sido el primer gol en primera del Chaco Martínez.

Independiente dio vuelta rápidamente la página y ganó un partido frente a un rival que juega muy bien al fútbol una vez que agarra la pelota, y si bien pudo estirar la ventaja de cara a la vuelta, se salvó de recibir, en más de una ocasión, un gol en contra que lo hubiera perjudicado de gran manera en el partido definitorio en Brasil. Cabe destacar que el jugador que tiene chances de abandonar el club, Alan Franco, mostró un gran nivel y fue uno de los mejores jugadores del equipo local.

Fausto M. Joy

Avatar

Redactor.

Notas relacionadas

Deja tu comentario