4 de 7 – Independiente Campeón 1973

Hoy se cumple un nuevo aniversario de uno de los títulos internacionales de la gran historia de Independiente. Recordamos a la Copa Libertadores 1973.

Por el formato que llevaba adelante la Copa Libertadores, el campeón vigente empezaba a competir en la segunda fase. Es así como, en las semifinales el incipiente Rey de Copas defendió el titulo conseguido en el año anterior.

Independiente, para afrontar la competición logró mantener en casi su totalidad el plantel que se consagró en 1972; solo se fue José Omar Pastoriza (que fue vendido al Mónaco francés). Aun quedaban el equipo: Pepe Santoro, Pancho Sá. el Chivo Pavoni y Rubén Galván entre otros y empezaban a asomar dos futuros cracks: Ricardo Bertoni y Ricardo Bochini.

En abril del 1973, el Rojo empezó la revalidación de la corona. Le tocó compartir grupo con Millonarios de Colombia y San Lorenzo y más allá de empezar con una derrota frente a los colombianos (0-1 de visitante), Independiente enderezó el rumbo en los siguientes partidos. Un triunfo en la revancha contra los bogotanos por 2 a 0, un empate (2 a 2) en el Viejo Gasómetro y una victoria por la mínima en el cierre del grupo contra los Cuervos pusieron a los Diablos en la final.

Colo Colo fue el rival en la fase definitiva. El conjunto chileno dejó atrás a Cerro Porteño y al Botafogo y contaba con el que fue el goleador del certamen Carlos Caszely. Las finales se disputaron el 22 y 29 de mayo; y tras empates (1-1) en Avellaneda y (0-0) en Santiago de Chile, hubo que recurrir a un partido desempate en terreno neutral.

El mítico Centenario de Montevideo fue el escenario elegido. En ese partido el equipo comandado por Humberto Maschio salió con: Santoro; Commisso, Sá, López, Pavoni; Semenewicz, Raimondo, Galván; Bertoni, Maglioni (Bochini), Mendoza (Giachello).  En el trascurso del match, los goleadores se hicieron presentes: Mendoza puso el 1-0 para el Rojo a los 25 de primer tiempo y Carlos Caszely a los 39 de la misma etapa el empate para Colo-Colo. Ya para la segunda parte, el Rey logró la diferencia desde el banco con los ingresos del Bocha (su primer partido de Libertadores) y Miguel Ángel Giachello. Justamente este último fue quien, tras una jugada del joven maestro, anotó el segundo y definitorio gol de la victoria roja.

Así es como, el 6 de junio, se edificó la defensa del título y se sumó la 4 Libertadores a las vitrinas del Club. Y así reafirmó su monte del más grande de América y unos de los más grandes clubes del mundo. La deuda era la Copa Intercontinental, pero justamente 1973 fue un año lleno de gloria. Pero eso será para otra ocasión.

Tags

Notas relacionadas

Deja tu comentario