Gringo coraje

En todos los equipos, es corriente rememorar más a los ídolos que fueron delanteros que a los defensores. Con Estilo Rojo nada contra la corriente y se presta a recordar, en su cumpleaños número 66, a unos de los pilares del Rey de Copas. Hablamos de Enzo Trossero.

El Vikingo, nació en Santa Fe y debutó profesionalmente en Colon, en 1972. A los tres años, Independiente se hizo de sus servicios. Debutó en 24 de septiembre de 1975 vs Belgrano (2-0) y rápidamente se convirtió en referente y caudillo. Lo cual era todo un gran merito ya que el equipo venia de lograr 4 libertadores de manera consecutiva.

Un año después de su debut, grito campeón por primera vez. Fue por la Interamericana 1976. En el 77, y tras la polémica e inolvidable final del Torneo Nacional vs Talleres (donde es unos de los expulsados junto al Negro Galván y Omar Larrosa) logró su segundo título. Un año más tarde repetiría en el Nacional 78, luego de ganarle la final a River.

En 1979, se le presentó la oportunidad de emigrar; el Nantes francés vino a buscarlo y estuvo hasta 1981. Para luego volver a Independiente y escribir las paginas mas memorables de toda su carrera.

Fue capitán del mejor equipo de la historia del club: Goyen; Clausen, Villaverde, Trossero, Enrique; Giusti, Marangoni, Bochini, Burruchaga, Percudani y Barberon. Se encargó de levantar las copas Libertadores e Intercontinental 1984, y en 1983, hizo lo propio en el Metropolitano.

Después de pasar por Estudiantes de La Plata y el FC Sion de Suiza; en 1989 decidió retirarse como jugador para dedicarse a ser entrenador. Justamente, en el Rojo estuvo en la temporada 1999/00 donde logró el subcampeonato.

Si vamos a sus estadísticas finales en Independiente como jugador, encontramos que jugó 345 partidos y se anotó con 56 goles.

Respetado por compañeros y rivales por su entrega y sacrificio. David Acevedo lo recordó así en una entrevista para Clarín: “Era un estandarte, de los ya no hay” “Buena presencia, ordenaba a los compañeros y los retaba cuando era necesario” “Jamás se achicó, es de esos jugadores que llevan la camiseta bien adentro”.

Trossero, junto a Hacha Navarro, Rolan, Villaverde, Pancho Saá, Pipo Ferreiro y Gabriel Milito, entre otros es parte de los grandes marcadores centrales que vistieron la casaca roja de Rey de Copas y que llevaron el paladar negro de Independiente a los mas alto. Porque no solo era meter la pierna fuerte y templada, sino como dijo el Ruso Verea: “Trossero agarraba la pelota y te la clavaba en un ángulo, o se la ponía en el pecho a un compañero”

¡Feliz Cumple Enzo!

Tags

Notas relacionadas

Deja tu comentario