Bochini, Orgullo Nacional

Ricardo Bochini fue homenajeado en la Legislatura Porteña y su libro declarado de interés cultural nada más y nada menos que en el primer dia del futbolista oficializado en el país.

La fecha fue oficializada por el Congreso y se debe a aquel «gol imposible» que Grillo le convirtió a los ingleses en 1953.

El Salón Dorado se tiñó de Rojo cuando la gloria máxima de Independiente se sentó en un improvisado living, junto a Straface, Barraza, Bertoni y Sacheri, contaron sus anécdotas y experiencias con el Maestro.

En primer lugar inaugurando la ceremonia, el diputado Gonzalo Straface dando la bienvenida y anunciando lo que sería el homenaje y el nombramiento del Libo «Yo, El Bocha» como interés cultural. Además definió al «10» como «un jugador querido por todos, trascendió la camiseta».

Luego fue el turno del autor de «Yo, El Bocha»; Barraza contó algunas vivencias de lo que fue estar tanto tiempo junto al Astro para recopilar el material del libro: «Ibamos rumbo a Zárate por la 9 de Julio y justo había una manifestación, tuvimos la mala suerte de pinchar una goma. Llavamos el auto como pudimos hasta Cerrito y se nos acercó una persona y le dijo al Bocha ‘Bocha ¿qué pasó? A lo que el contesta ‘pinchamos’ el pibe le dijo ‘deja que yo te la arreglo», haciendo referencia a lo que el Mestro genera en la gente.

Continuó con la palabra, una gloria del club Daniel Bertoni, quien además de contar detalles de su amistad con el 10, hizo un pedido público a la CD de Independiente, declarar a Bochini como presidente honorario. También confesó que le dijo a Julio Comparada que, «si vos querés que el Estadio se llame Libertadores de América que también se llame Ricardo Enrique Bochini» comparándolo con lo que ocurre con el San Siro Giuseppe Meazza y para finalizar con ésta sintonía expresó, «los homenajes se hacen en vida».

Por último, un hincha majestuoso Eduardo Sacheri, escritor de tantos cuentos futbolísticos y como no puede ser de otra manera y fiel a su estilo, relató como sería ‘Armar un Bochini’, una de las caracteristicas infaltables es «con un pincel fino pintarle una camiseta color rojo y con otro pincel aún más fino agregarl vivos blancos en el cuello y en las mangas, pintarle un «10» en la espalda y para finalizar en el pecho del lado izquierdo pintarle el escudo de un club, del Club Atlético Independiente. Que éste tranquilo que no se la va a sacar más, capaz solamente unos partidos para ponerse la de su selección y tirar algunos lujos en la semifinal del Mundial».

Para cerrar, habló él, el hombre de pocas palabras y mucha magia, El Maestro, El Astro, El 10, El Bocha. El ídolo contó desde su lugar lo que fueron sus años en Independiente, lo que significó ser parte de esa gloriosa historia. Agradeció y confesó porqué decidió quedarse toda su vida en el Rey de Copas, «Cuando jugaba los preliminares de los partidos de Copa Libertadores vei que a la gente le gustaba y me mostraba su afectó, eso me marcó ver cómo gente que pasaba frío para verme jugar».

Es un verdadero orgullo que en una fecha tan memorable para todos los amantes de este deporte Bochini ídolo máximo viviente de Independiente sea reconocido todo el Fútbol Argentino.

¡Grande Bocha!

Lucas Enrique González Diez

Avatar

Redactor.

Notas relacionadas

Deja tu comentario