#DePelicula: The mural

Independiente sumó su segunda victoria consecutiva al vencer como visitante a Chacarita por 2 a 1 con goles de Bustos y Barco para el rojo, e Imbert para el funebrero.

 

Tal y como se esperaba, en encuentro complicado. Si bien el conjunto de San Martín, pese a sus tres derrotas consecutivas, había demostrado ser un rival duro (los tres los perdieron apenas por 1 a 0) y llegaba necesitado de los tres puntos. Por su parte, los dirigidos por Holan llegaban no menos necesitados de puntos. El resultado fue un partido atractivo, dinámico, en el que los dos buscaron siempre y no decepcionaron. En el día de la madre, el regalo fue un cotejo entretenido (que por fortuna terminó dejándole una sonrisa a la madres rojas, a quienes desde Con estilo Rojo le hacemos llegar nuestro saludo.

Apenas se habían acomodado los equipos cuando ya la primera emoción se hizo presente. Imbert, poco antes del minuto de juego, puso arriba al local en una jugada en la que la defensa estuvo prácticamente de adorno. Afortunadamente fue la única acción en la que hallaron a los defensores rojos en tal condición. La respuesta no se hizo esperar, y a los 9 minutos Bustos pondría el 1 a 1 aprovechando un gran pase de barco (el mejor en Independiente). A partir de aquí, ambos equipos se prestaron la pelota, pero hubo pocas situaciones claras (y en general, fueron a favor del rojo).

En el complemento se vio lo mejor de los conducidos por Holan. A los 9 minutos llegó el 2 a 1 por intermedio de Barco (que aprovechó la desconcentración del local quien se quedó reclamando un penal inexistente) y tuvo un ráfaga de entre 10 y 15 minutos en los que pudo haber goleado. Parecía por momentos que se estaba jugando contra un verdadero “mural” (como esta película china del año 2011dirigida por Gordon Chan) encarnado en la figura del portero funebrero, Pedro Fernández, responsable de mantener la diferencia en un solo gol. Lo cierto es que la contundencia sigue siendo un problema, tal como lo fue contra Vélez. En ambos encuentros, por suerte, no se sufrió. Lo cual no quiere decir en absoluto que en otro cotejo vaya a ser igual. Y de hecho en este, un Chacarita furioso salió a jugarse el todo por el todo en búsqueda de la igualdad. No pudo ser, para su desgracia y fortuna del rojo.

De cara a lo que viene será importante mejorar la cuestión de la definición. No puede ser que a estas alturas se sufra por un partido que debió haber sido liquidado mucho antes del que árbitro diese el pitazo final. Se viene la Sudamericana, donde sí importan la cantidad de goles que se marcan para ganar. Para esa fecha este fallo ya no debe ser tal.

#LeoHerrera

Redactor.

Notas relacionadas

Deja tu comentario