#DePelícula: Un don excepcional

Se esfumaron casi completamente las chances de volver a la Libertadores con el empate del rojo ante Lanús por 1 a 1 con goles de Rigoni y de Aguirre para el local. La única forma ahora es ganar la Copa Argentina.

Hasta hace unas horas era todo optimismo. Sabíamos que la parada era complicada, pero aún así un aire de futura alegría inundaba los corazones de los hinchas del Rojo. Todos esperábamos ansiosos la definición, confiando en hacer un buen papel como unos días atrás se hizo ante Unión, y con la certeza de que no dependíamos sino de nosotros mismos para la tan ansiada vuelta a la Copa de la que Independiente es el máximo ganador. Todo quedo en la nada absoluta, una vez más se dilapidó una inmejorable chance.

Aficionado como soy de la mitología griega, no puedo evitar hacer una comparación entre el Rojo de los últimos años y el mito de Sísifo, fundador y rey de Corinto (antiguamente llamada Éfira). Este rey fue condenado por el poderoso Zeus, no se sabe bien por qué razón (aunque lo más probable es que fuese debido a su impiedad así como a su costumbre de atrapar y asesinar viajeros) por toda la eternidad a levantar una pesadísima roca por una empinada montaña y, cuando estuviese a punto de llegar a la cima (es decir, de completar tarea), que esta se cayera y debiese comenzar todo de nuevo. Lo mismo nos pasa a nosotros los hinchas, y esa sensación que sentiría Sísifo al ver caer la roca con tanto esfuerzo levantada, es probablemente lo que sentimos después de terminado el cotejo en Avellaneda.

Me disculpo si algún lector hoy pretendía una evaluación del encuentro, tal y como suele mostrar esta sección, pero definitivamente el dolor y la bronca por lo sucedido está por encima de cualquier análisis. No voy a ser injusto y decir que no se hizo nada, porque (pese a penal errado por Barco) los jugadores, la segunda mitad más que nada, crearon situaciones para todos los gustos. El portero visitante y la mala suerte conspiraron hoy contra el local. Pero también el propio Independiente tuvo su cuota de responsabilidad, más aún cuando se ve cómo fue la igualdad de Lanús en el mejor momento del equipo de Holan. Una jugada que pedía un pelotazo largo, se quiso salir jugando sin atender a la tremenda presión ofensiva del granate. Obviamente esto derivó en la mala salida, la pérdida del esférico, y el consecuente tanto.

Este Rojo de los últimos años, tristemente hay que señalarlo, ha desarrollo un especial don (por eso el nombre de este film norteamericano del año 2017 dirigido por Marc Webb) para desaprovechar las chances. No quiero señalar ejemplos en los que esto mismo sucedió porque sería traer a colación algunos de los hechos más dolorosos de nuestra historia reciente, y ya esta eliminación duele bastante como para además ponernos a recordar las cosas malas. Ya todos saben bien, igualmente, de a que hechos me estoy refiriendo.

Hoy toca despedirnos del campeonato de la peor manera. Esperar otro año más para ver si finalmente los resultados vuelven a aparecer por sobre las excusas. Insisto, no debemos ser injustos. Aunque claramente estos jugadores no han mostrado el temple necesario, conviene señalar que si hasta hoy el objetivo de la Libertadores estaba vivo es gracias a ellos y esta buena mitad de año que inevitablemente terminará opacada.

Para terminar, entremedio de todo lo malo que pueda ser esta desilusión (una más, desafortunadamente hay que decir) una cuota de esperanza: la base para un equipo que, bien reforzado, sin dudas podrá estar a la altura de pelear por cosas importantes. Pero eso sí, los hinchas (o algunos de ellos) deberemos levantar nuestras exigencias y pedir que de una buena vez tengamos un equipo a la altura de lo que es Independiente.

(Foto: Prensa CAI)

#LeoHerrera

Redactor.

Notas relacionadas

Deja tu comentario

#Independiente - 2016-17

Ultimo Partido

Dep. Iquique – Independiente

1 - 2

1. Match Day

02/08/2017, 21:45 pm

Goles: 7' M. Villalobos, 28' M. Meza, 82' L. Albertengo


AUSPICIAN