Erviti: «Usar la 10 de Independiente es un mimo para mi carrera»

El volante de Independiente estuvo en La Llave del Gol, por Fox Sports, dialogando sobre su arribo a Avellaneda, la presión por conseguir un título y toda la actualidad del fútbol argentino.

En el comienzo, a raíz de una anécdota del conductor, se le consultó si algún rival había ido directamente a buscarlo para golpearlo. «Nunca me han venido a buscar para golpearme, soy más tranquilo en ese sentido. Con este cuerpo mucho no me aguanto, pero he chocado varias veces y he tenido dolores», comentó Walter Erviti.

Luego, con respecto a la preparación previa a los partidos, declaró: «Uno analiza al rival, es uno de los recursos que te da hoy en día la tecnología, como para poder encontrar alguna ventaja. Los partidos son muy cerrados, hay pocos espacios, y anticiparte a lo que puede llegar a pasar, es una de las cosas que trato de aprovechar. Yo trato de jugar mucho con la memoria, y son situaciones que me sacan de momentos difíciles del partido, entonces caigo en la tecnología, que me ayuda».

En el fútbol europeo la mayoría de las veces se juega a uno o dos toques. Al momento de realizar un paralelismo con el fútbol nacional, la flamante incorporación del «Rojo» opinó: «En el fútbol argentino no se puede jugar a uno o dos toques, es muy difícil, porque no se entrena de chico. Uno de chicos no tiene las herramientas como para empezar a entrenar a uno o dos toques. Uno entrena donde puede, en un parque, una plaza, donde la pelota pica para todos lados. No hay herramientas para producir. Después llegás a primera y el técnico te pide que juegues en la cancha mojada a uno o dos toques. Se te entran unos problemas en la cabeza… Las cosas se educan de chico y uno las va desarrollando con el correr del tiempo».

Continuando en el mismo tema, habló de su experiencia y su formación: «A mi me enseñaron que la pelota era como una novia y había que tratarla bien, para cuidarla, tenerla uno y que no se vaya. Eso me quedó, pero lo de desmarque, perfil, movimiento, lo aprendí en primera división. Los clubes en inferiores no tienen mucha estructura. Y como el jugador argentino nace igual, muchos clubes no invierten en inferiores e igual sacan jugadores. Después cuando llegan a primera piden cosas que nunca aprendieron y es muy difícil», deslizó. Y agregó: «Nadie te alaba, cuando sos chico, jugar fácil. Todos te alaban el caño, la gambeta, pero si vos la tocás fácil parece que te la sacas de encima la pelota. Hay pocas personas que buscan esas cosas, por eso muchos van a Europa y vuelven, son pocos los que pueden adaptarse».

Por otro lado, el ex Banfield hizo referencia a las características del jugador de fútbol argentino. «El jugador argentino es muy difícil, porque trata de sacar ventaja, de sobreponerse. Hay mucho orgullo deportivo», sostuvo.

Además, analizó las modificaciones que se dieron en este deporte en el último tiempo y volvió a hacer mención a la formación de los futbolistas: «Nos ha tocado esta generación de haber visto a Barcelona y ahora todos quieren salir jugando. A mi cuanto tenía 10 años no me decían que había que salir jugando, o movimientos que había que hacer, como imagino que a Iniesta le habrán dicho durante toda su infancia o adolescencia, cómo se juega al fútbol de esa manera. Entonces ahora hay sistemas que te obligan a hacer cosas que después, conceptualmente, no están bien», manifestó, y siguió a continuación: «Si uno ve en formaciones un chico de las características hábil, rápido, ¿cómo no se dan cuenta que hay que pulir estas cosas para que cuando llegue a primera sea más sencillo? ¿Dónde están los entrenadores anteriores? Hoy los entrenadores tienen tiempo para ocuparse de lo individual, pero después hay que jugar».

Al momento de hablar de la capacidad e importancia de los entrenadores, se lo interrogó por Ariel Holan, actual entrenador de Independiente, a quien ya conocía de épocas anteriores. «He tenido a Holan en diferentes etapas, con Burruchaga de ayudante, con Almeyda también, y ahora lo tengo como entrenador, el rol cambia. Siempre ha tenido esa característica de tratar de pulirte detalles. Él tiene un sistema de juego basado en el pase y la recepción, para que el trabajo sea ágil, quiere pases firmes, para atacar rápidamente. Nosotros estamos tratando de hacerlo y por momentos se nos hace difícil», declaró.

Continuando dentro del mundo rojo, resaltó a su compañero y flamante capitán del equipo, Nicolás Tagliafico: «Tiene un gran timing para ir a cabecear, mucha potencia y una mentalidad. Donde va la pelota él va, no le importa si tiene un muro adelante o si viene con dos ladrillos. Es un tipo con una personalidad impresionante».

Tanto en el partido de vuelta contra el PSG por la Champions League, como en el último cotejo de La Liga española, se ha visto un bajón en el nivel de Lionel Messi, que fue duramente criticado por el entrenador francés, Raymond Domenech. Metiéndose en esta cuestión, Erviti dijo: «Domenech es un maleducado. Han hablado tantas veces cosas de Messi y les ha cerrado la boca con tanta facilidad. Un equipo de fútbol es un equipo de fútbol, necesita un sistema y a Messi se le nota que necesita un sistema, un trabajo colectivo. No se le puede decir nada, es sentarse y admirar lo que hace. Destaco que Messi haya tenido la capacidad de darle un penal a Neymar».

Por otro lado, los integrantes de La Llave del Gol analizaron a Sergio Ramos y su aparición en los momentos decisivos del Real Madrid. Ante este escenario, el actual jugador de Independiente referenció: «Muchas veces los entrenadores varían y te hacen marcar en zona pero hay jugadores puntuales como Sergio Ramos que le haría una marca igual. Es raro que no se le ponga uno al lado que lo marque. Si corre, está claro que te gana. Siempre hace goles en carrera, difícilmente se lo vea parado».

Sobre el final, Erviti habló de lo que significa vestir la camiseta número 10 del «Rojo», no solo por lo trascendental de esos dígitos en el fútbol nacional sino además, por lo que significa en el conjunto de Avellaneda luego de que la utilizara Ricardo Enrique Bochini, el máximo ídolo del club. «Para mi es un placer, un orgullo usar la 10. Sé lo que significa Bochini para el fútbol argentino, no solo para Independiente. A mi Holan me preguntó si quería usar la 10. Para mi es un orgullo, un mimo para mi carrera, no para Independiente ni para la gente, es un mimo para mi. No me marea ni me pone presiones», cerró.

(Foto: Diego Latorre)

Tags

Lourdes Peralta

Lourdes Peralta

Club Atlético Independiente

Notas relacionadas

Deja tu comentario