Ellos no se van

El escudo apagado olvidado

El año terminó peor de lo esperado, se perdió de local y se fue Gabriel Milito. Pero no es el único.

La salida del Mariscal significó un choque nada novedoso y muchos menos desconocido contra una realidad mediocre, cirquera y llena de parches, Independiente es el bulo de unos cuantos personajes.

Más de uno me podría objetar que a Gabi no lo echaron y que como técnico sus resultados no son buenos. Un argumento inobjetable. Sin embargo, en el duelo interno que afronta Independiente pierde por goleada y esos resultados no son numéricos, son tangibles y bochornosos.

Si te identificas con el ferviente aguante de la Barra, con los modos de los dirigentes (oficialistas u opositores) o seguís sosteniendo la pelotudes descensiva y racinguista de “sos un tira mierda, tenes que apoyar”. Estás a tiempo de no continuar leyendo, porque quien escribe camina en la vereda opuesta a tu visión.

Los resultados (y el juego) a Milito no lo acompañaron para hacer una gran defensa. Pero tampoco lo hicieron con Almirón, ni con Pellegrino. ¿En serio creen que Bielsa va a llegar? ¿Por plata? Estamos quebrados, ¿para armar un proyecto? 29 técnicos en 16 años y 3 en 2 años. Es hermoso exigir utopías, en ese sentido me encantaría que llegará Zidane, ahí está la cuestión, es inviable, irreal y demagogo.

Ahora bien, eso no exime a los dt’s por haber fallado en sostener jugadores (Ruso Rodríguez, Benítez, Toledo, Sánchez Miño, Ortiz por nombrar los principales indefendibles), no haber aprovechado la reserva que hace 2 años se mueve en la punta de la categoría, pero principalmente, no haber podido desarmar por completo un vestuario de camarilleros, mercenarios y fríos.

Este plantel de Independiente ya se cansó de dar pruebas de que le importa un carajo lograr éxitos con el club, mejor dicho, en la balanza pesan más sus caprichos y egos antes que pelear para conseguir algo, nada nuevo, características idénticas en las últimas 3 renuncias.

Este plantel con referentes mediocres y sin identidad en el club, como Pellerano, Denis y Ortiz. Así como en momentos anteriores lo era el arquerito del ascenso. Se mueven y movieron como si fueran dueños del club y cuál divas en un canal hicieron u omitieron hacer todo lo necesario para que se cumplan sus caprichos.

El problema hoy es que quedaron expuestos, porque Milito con virtudes y defectos es un tipo mucho más querido que todo este plantel, la gente demostró en que bando se ubicaba si había que elegir, el problema son ellos… No los entrenadores como muchas veces creímos.

¿En serio piensan que en 6 meses alguien puede cambiar esto?¿va a venir un mago y los hará correr?¿algún entrenador va a enseñarle a tipos como Toledo y Ortiz cómo jugar? El técnico es barato de cambiar, una vez, cuando sucede lo que sucede en Independiente, sería más barato deshacerse del equipo entero que repetirá su conducta año tras año.

Pero ellos no son los únicos responsables, porque “la culpa no es del chancho sino de quien le da de comer” y ahí hace su aparición esta comisión directiva que en materia fútbol son un fracaso rotundo.
Ellos tenían las herramientas para sostener a cualquiera de los entrenadores y por el contrario actuaron desgastando los procesos hasta su fin y usando a los técnicos como chivos expiatorios para que se encarguen del trabajo sucio que ellos no se atrevieron a hacer (echar “referentes”).

A Milito por su parte, le hicieron lo mismo que al resto de los provenientes del riñón del club, no les trajeron un carajo de lo que realmente pidieron y buscaron que sus espaldas de ídolos soportarán a pesar del plantel de mierda con el que debían lidiar.

Pero la hipocresía se completa cuando aún sabiendo que están en falta, demuestran un desinterés total en intervenir en la pugna entrenadores – jugadores, dejando así indefenso a los primeros y imbatibles a los últimos.

Seguramente son lo mejor que nos puede pasar como dirigencia (uno ve el pasado y la oposición actual y… Hacen ver a Moyano rubio y de ojos celestes), pero a pesar de hacer grandes cosas institucionalmente, Independiente no es el sindicato, el hincha no paga sus entradas para que después a otros se las regalen para no pasar papelones en “La fiesta”.

Y en este gigantesco circo que es Independiente hoy día, Milito dijo basta y arruinando la fiesta de los que lo dejaron solos y exponiendo a los carneros que los voltearon dentro del campo de juego. Quizás no sea un gran técnico, pero sí es un gran hincha.

La gente, el público normal, el socio ordinario, también está cómo Milito. Lo mostró Post clásico, ante River y nuevamente ante Banfield. Al hincha no le pidan más nada, no sean forros porque más no puede dar el hincha de Independiente y con el apoyo pelotudo no se logró absolutamente nada bueno.
El hincha se despertó porque sabe que los que usan nuestros colores (en su mayoría) se cagan en ellos y quienes debieran cortar con los problemas de raíz están muy ocupados en pintar fachadas, como si ellas taparan los otros errores.

Si Pablo Moyano y el resto de la CD, confiaron en Dorado para terminar el estadio reconociendo que ellos carecían del conocimiento para hacer dicho trabajo ¿Por qué no buscan a alguien que se encargue del fútbol, lugar donde ya demostraron que también carecen del conocimiento? Cualquier buena intención muere o se opaca si uno es incapaz de reconocer sus falencias y buscar ayuda.

Milito se fue tras 19 partidos, no hablemos más de proyectos. Detrás suyo deberán irse varios más de los mercenarios que afloran en nuestro vestuario. Y con el Mariscal se va el último cúmulo de paciencia del hincha.

Ni jugadores, ni dirigentes, Independiente. Se acabó el margen de error, o se ponen a la altura de este club o se van todos. Porque tratándose de Independiente, no hay ni jugador, ni dirigente que sean indispensables.

No pienso que en 6 meses mágicamente demos la vuelta olímpica (ojalá sucediera), pero ya llegué a la tristisima capacidad de conformarme con que nadie más viva de nuestro club. Se fue Milito… Y con él mi sueño de ver El escudo por delante de todos. No porque fuera el mejor, sino porque él era más Independiente que los que vapulean el escudo por intereses propios. Ellos no se van.

Tags

Juan Manuel Di Iorio

Juan Manuel Di Iorio

Periodista Deportivo - Ex redactor en @DiarioOle y en Vavel argentina. De paladar negro, porque exigir volver a ser lo que fuimos es saber lo que quiero que seamos

Notas relacionadas

Deja tu comentario

#Independiente - 2016-17

Ultimo Partido

Nac. Paraguay – Independiente

N/A

1. Match Day

25/10/2017, 18:15 pm

Estadio: Defensores del Chaco


AUSPICIAN