#QueDejaron: VOLANTES, Parte 1

Con los jugadores todavía en sus vacaciones esperando a que empiece la pretemporada el 13 de junio, acá, en Con Estilo Rojo, no paramos y seguimos con el análisis de los jugadores en este semestre. En este caso hablaremos sobre el rendimiento y las estadísticas de: Claudio Aquino, Martín Benítez y Emiliano Rigoni.

Claudio Aquino

Desde su llegada a principios de 2015, el ex Godoy Cruz fue un jugador muy resistido por el hincha de Independiente, entre otros motivos, debido a sus flojas actuaciones. A pesar de eso, fue titular en gran parte del campeonato ya que el ex DT del Rojo, Mauricio Pellegrino, lo colocó en el 11 inicial de varios encuentros sin escuchar las críticas de gran parte de los fanáticos. Ya en los últimos partidos del campeonato, pudo revertir un poco su imagen de la mano de algunos buenos rendimientos, que le alcanzaron para recibir aplausos por parte del hincha, en el último partido como local del campeonato, cuando se retiró sustituido. Sin embargo, no pudo disputar la última fecha, ante Quilmes, por un golpe en su rodilla.

El aplauso que recibió ante Arsenal, puede resaltarse ya que en la derrota ante San Lorenzo por 1 a 0 de local, se cruzó verbalmente con algunos hinchas cuando fue reemplazado en el segundo tiempo y se generó un momento de tensión. Debido a ese hecho, horas más tarde, pidió disculpas y se retractó ante lo sucedido.

El nacido en Adrogué, participó de 13 partidos en este semestre, 12 por el campeonato local y 1 por Copa Argentina, donde fue titular y anotó su primer gol de manera oficial con la camiseta de Independiente. Por el Torneo Transición 2016, el volante que lleva el número 22 en su espalda, comenzó en 8 partidos entre los titulares y en 4 ingresó desde el banco de suplentes, también sumó 2 asistencias. Además, no fue amonestado ni expulsados a lo largo de todo el torneo.

Con la llegada de Gabriel Milito como nuevo entrenador, habrá que esperar qué sucederá con respecto a su futuro, si lo considera un jugador importante para tener en el plantel, o si lo cree prescindible y en consecuencia, emigre del club.

Martín Benítez

Todos en el mundo Rojo esperaban que el misionero siguiera demostrando su habilidad y buen juego que lo destacó el semestre pasado, pero al parecer la frustrada transferencia al fútbol turco, dejó trunca la ilusión de los hinchas. Su bajón anímico lo llevó a malos rendimientos que lo hicieron alternar entre titulares y suplentes a lo largo del campeonato. Sus gambetas y mano a mano determinantes contra los rivales, aunque a veces en exceso, no surgían tanto efecto como en el campeonato donde supo deslumbrar. Al contrario del torneo pasado, donde convirtió 7 goles, en este tan solo pudo anotar 2, ante el Banfield y Gimnasia de La Plata, ambos de visitante. Luego de que Mauricio Pellegrino dejara el club, y ya con Fernando Berón en el banco de suplentes para hacerse cargo del equipo en la últimas dos fechas, el número 7 tuvo dos muy buenos partidos, contra Arsenal y contra Quilmes, que pueden hacer volver a ilusionar al hincha, ya que su rendimiento se pareció al del campeonato donde supo explotar y ser la figura y manija del equipo.

A lo largo del campeonato, Martín Benítez jugó 14 partidos, 8 en los cuales empezó de titular y 6 ingresando desde el banco; convirtió 2 goles y completó una asistencia. Además fue titular en el partido ante San Telmo por Copa Argentina.

A pesar de que su rendimiento fue irregular en este semestre, el jugador surgido de las inferiores del club, está en la lista preliminar de 35 jugadores que Gerardo Martino seleccionó para los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Martín Benítez es, definitivamente, un jugador a recuperar, y que los dirigentes querrán retener en este mercado de pases, porque, al parecer, será un jugador importante en la estructura de Gabriel Milito.

Emiliano Rigoni

Tal vez uno de los jugadores más regulares del Rojo a lo largo de este semestre. El cordobés de 23 años llegó al club a principios de este año desde Belgrano de Córdoba por un millón y medio de dólares por el 50% del pase. El jugador se acopló rápidamente al club y por eso mismo su rendimiento fue muy bueno. Su habilidad para pegarle a la pelota tanto con la pie derecho como con el pie izquierdo, le posibilitaron al diablo generar muchas situaciones de pelota parada, y su velocidad por las bandas, en muchas ocasiones, ser profundo e incisivo en los ataques. Además es un jugador versátil que puede ocupar posiciones en el campo de juego por izquierda y por derecha.

Junto a Nicolás Tagliafico, fueron los únicos jugadores que participaron en todos los encuentros del semestre, contando la Copa Argentina, aunque no jugó todos los minutos como el 3. Rigoni, debutó con la casaca Roja en la primera fecha del campeonato, justo contra su ex club, Belgrano de Córdoba, además fue tanta la coincidencia que anotó un gol y cumplió con la «Ley del ex». El semestre para el cordobés fue muy bueno. Anotó 4 goles que lo posicionaron como el máximo goleador del Rojo en el torneo local, y máximo goleador en este semestre junto a Leandro Fernández, y teniendo 6 asistencias, que también hicieron que sea el mayor asistidor del diablo. Esos números los consiguió producto de 16 partidos en el campeonato local y 1 por Copa Argentina, en los cuales en 14 fue titular y en 3 ocasiones ingresó desde el banco de relevos.

Además, es otro de los jugadores del Rojo preseleccionados para los Juegos Olímpicos 2016, junto a Martín Benítez y Víctor Cuesta.

Matias Boccarini

Avatar

Profesor. CSR Eventos De los creadores de @conestilorojo Padre de Catalina y Lionel.

Notas relacionadas

Deja tu comentario