«Tenes que dar la vida»

En vísperas de una nueva edición del clásico de Avellaneda, Independiente venció a Vélez Sarsfield por 2-0 y al parecer encontró la motivación de la que tanto se habló en la semana, post empate ante Olimpo de Bahía Blanca.

Los hits musicales que suenan en los estadios, generalmente son explícitos mensajes amenazadores hacia otras hinchadas u Instituciones. En otras, la voz que baja al unísono de todas las cabeceras del Libertadores de América, muy a menudo es: «Vamos, vamos, vamos Independiente. Tenes que dar la vida, hacelo por tu gente«. No habrá mejor oportunidad para analizar esa pequeña porción de la melodía en el contexto que hoy esta atravesando el equipo de Mauricio Pellegrino en la recta final del Torneo. Ayer ganó un encuentro épico, antagónico y hasta incluso sorpresivo si tomamos las dos últimas actuaciones donde el Rojo no jugó absolutamente a nada.

Hubo entrega, responsabilidad, seriedad, ambición y así podríamos llenar toda la página de esta maravillosa web. Quizás, encontrarnos tantos adjetivos buenos que hasta asustan un poco, pero la realidad es que Independiente sustrajo los tres puntos de Liniers tras una muy buena producción de sus jugadores. Por fin reapareció con buen nivel la dupla de medio campistas, Méndez/Ortiz. Si bien se observaron algunas imprecisiones, en líneas generales fue muy aceptable la labor de quienes fueron el motor en el centro del campo el campeonato anterior. La silbatina recibida el sábado en Avellaneda, pareció despertar de una bofetada a Claudio Aquino, quien estuvo participativo y hasta estuvo cerca de marcar su primer tanto oficial con la camiseta Roja. En fin, el equipo parece haber tenido una reacción alentadora ante el pedido eufórico de sus hinchas.

No tambalear será el gran desafío. Independiente no puede dejar pasar ni medio punto si quiere seguir soñando con dar pelea hasta el final. Con la victoria de ayer quedó a dos puntos de los líderes San Lorenzo y Godoy Cruz. Lo peor que podría pasar al cierre de la fecha 11 es que Arsenal gane su partido y ahí el plantel de Pellegrino quedará a tres unidades de los de Sarandí.

Racing, el rival de toda la vida, aquellos contrincantes que supieron besar el polvo de la derrota cada vez que veían la camiseta del Diablo, será el próximo objetivo a vencer. En los últimos encuentros han sabido plantear mejor los partidos y jugar con la desesperación del Rojo. Ese fue su medicamento predilecto para vencerlo, como esa tarde en el Libertadores de América, donde comenzó a despedirlo de la Copa Libertadores o el último encuentro, que pareció que el conjunto de Pellegrino iba a estirar la paternidad a 24 partidos, pero Lisandro López apagó cualquier ilusión. Pese a todo eso, el hincha sabe lo que generan sus futbolistas cada vez que se enfrenta a su clásico. Tal es así que el último duelo en el Cilindro, Independiente estuvo a punto de llevar la serie de Liguilla Pre-Libertadores a los penales con nueve jugadores en el campo de juego.

El sprint final del que habló en varias ocasiones el entrenador llegó. Solo quedan cinco finales para lograr un objetivo que se altera o se regenera semana a semana con este plantel. Lo importante será mantener un nivel equilibrado y no dejar pasar más las oportunidades. Su gente no estará en el estadio pero los corazones permanecerán latentes con fervor repitiendo una y otra vez… «tenes que dar la vida, hacelo por tu gente«.

Por: Alexis Emmanuel Potel | En Twitter: @alexispotel

 

 

Matias Boccarini

Avatar

Profesor. CSR Eventos De los creadores de @conestilorojo Padre de Catalina y Lionel.

Notas relacionadas

Deja tu comentario