El Clásico y La Copa

gol javier baez clasico de avellaneda 2010

El empate con Huracán ya pasó. Atrás quedó el foul innecesario, las contras desperdiciadas, la defensa dormida y el arquero clavado. Se vienen los partidos que todos esperábamos y la historia exige mejorar.

Se viene el partido con los nietos, jamás fueron una vara real para nosotros pero esta vez, ellos llegan mejor. A ellos los respaldan su posición en la tabla y su último título, a nosotros nuestra casa, nuestra gente y nuestra camiseta.

Mucho será lo que habrá que cambiar, llegó la hora para el cuerpo técnico y los dirigentes de demostrar amor propio, de demostrar carácter, fútbol, garra y principalmente ganas de ganar.

No podemos continuar navegando en un mar de dudas y ordenamiento timorato, llegó el momento para que la rebeldía aflore, para que el potrero le gane al pizarrón y para que desde adentro se reproduzca lo que desee afuera se vivirá como una fiesta a puro corazón rojo.

Hace 5 años el escenario era distinto pero marcaba muchas similitudes con la actualidad, Independiente no jugaba a nada y languidecía en el campeonato, ellos venían mejor y eran candidatos a pelear, con ese marco asumía Antonio Mohamed la dirección técnica de la primera del Rey De Copas y los hinchas no tardarían en marcarle cuáles eran los objetivos para el nuevo dt.

Un papelito, simplemente eso bastó para viralizar el mensaje, «El Clásico y la copa». El Turco, junto a su equipo y sus dirigidos acusaron recibo del pedido. Gol de Javier Baez, 1 a 0 y a cobrar. Ese triunfo terminaría siendo el puntapié inicial que culminaría con el penal de Eduardo Tuzzio y la consagración en la Copa Sudamericana.

En este juego de similitudes es donde sitúo la actualidad roja, el equipo falla en muchos aspectos, el campeonato deberá esperar otro año más, nos queda solo la Copa, esto debe aparecer a simple vista, el Orgullo Nacional necesita salir campeón de nuevo. Pero antes está el derby y a pesar de que ellos no nos muevan la vara, sí nos servirían nuevamente como un trampolin para despegar de una vez por todas e ir por la Sudamericana.

Ahora la historia llama a Mauricio Pellegrino y a sus jugadores, los objetivos son los mismos y de ellos dependerá como responderán al llamado. Somos Independiente, nunca le temimos a nadie, mucho menos a los nietos, pero para poder lograr cosas en la vida, se debe tener claros los objetivos, Pellegrino teléfono, la historia te lo exige, bienvenido a Independiente… «El Clásico y La Copa».

Tags

Juan Manuel Di Iorio

Juan Manuel Di Iorio

Periodista Deportivo - Ex redactor en @DiarioOle y en Vavel argentina. De paladar negro, porque exigir volver a ser lo que fuimos es saber lo que quiero que seamos

Notas relacionadas

Deja tu comentario