Una repetición Insoportable

Independiente empató ante Arsenal y dejó pasar quizás su última chance por pelear seriamente por obtener el título de campeón. Mucha impotencia y una mezcla entre tristeza y bronca se me generan escribiendo estas líneas, las mismas sensaciones con las que me fui del Estadio Julio H. Grondona el jueves por la noche. Pero lo que más tristeza me generó fue el darme cuenta que en el Rojo esto se está transformando en una costumbre habitual.

Es que el Rey De Copas, el mismo que en otras épocas era considerado un “experto en finales”, hoy parece haberse vuelto un experto en desaprovechar cualquier tipo de oportunidad para lograr los objetivos que se propone. A excepción de la Copa Sudamericana 2010, son repetidos los ejemplos de estas palabras.

Cada cual podrá atribuirle los motivos que crea convincentes, una cama por parte de los jugadores, un apriete de la barra, errores del técnico. Pero lo cierto es que ante cada parada brava, se falló. En el Clausura 2010 sucedió esto cuando todo dependía del equipo para ser campeón y se le regaló la vuelta olímpica a Argentinos Juniors. Durante el 2013, una y otra vez se desperdiciaron las oportunidades que nos daban los demás equipos que peleaban por el descenso junto a nosotros, prueba de las malas campañas de ellos es que el Rojo haciendo una paupérrima campaña llegó hasta la ante última fecha expectante de un milagro.

Este año 2014, la tónica no cambió. El ascenso fue un verdadero suplicio en el cual haciendo otra campaña lamentable y lastimosa, nuestro amado club llegó a tener que ir a un partido desempate contra Huracán para obtener la tercer plaza de retorno a la máxima categoría, luego de contar con muchos partidos para lograr esto sin sufrimiento.

Ya en primera la cuestión no cambio y pese a la gran ilusión de su gente. Independiente continúa por esta senda difícil de creer. Luego de las derrotas ante Gimnasia y Arsenal el Rojo ve como el desfile pasa una vez más enfrente a sus ojos y nuevamente se encuentra abajo del carro mayor.

La falta de personalidad, rebeldía y actitud en este plantel se hicieron insoportablemente evidente en cada prueba complicada que apareció en este campeonato. Lamentablemente, quien escribe no pertenece a ese grupo de hinchas que se muestran conformes o que miran de dónde venimos, como hincha del glorioso Club Atlético Independiente me enseñaron a exigir todo, porque hemos logrado todo exigiéndolo, no cruzados de brazos y conformándonos como nuestros nietos de enfrente.

Es doloroso pensar que el 1 de Diciembre se cumplirán 12 años de nuestra última vuelta olímpica a nivel local y a menos que suceda un milagro, tendremos que esperar otro año más para quitarnos está sensación de “Casi casi, pero no”. Esto es Independiente, y en las bravas en cuando más debería aparecer y a los hinchas les recuerdo lo mismo, el Rojo no viene de la B, viene de ser el Orgullo Nacional y el más grande del planeta, hasta que no recordemos eso difícilmente volvamos a serlo.

Tags

Juan Manuel Di Iorio

Juan Manuel Di Iorio

Periodista Deportivo - Ex redactor en @DiarioOle y en Vavel argentina. De paladar negro, porque exigir volver a ser lo que fuimos es saber lo que quiero que seamos

Notas relacionadas

Deja tu comentario